Flor de un día, tiempo de vida de un mosquito, pañuelos de un sólo uso... Este trabajo surge en el año 2008 como consecuencia de la canción que le dediqué a Robe de Extremoduro, "Canción a Robe", tras la que cogí fuerza para crear mi propio rock urbano, mi propio rock transgresivo, y así ir dándole forma a mi proyecto JARRACHAS que se gestaría años más tarde. Se trataba de un disco para consumir unas cuantas veces y luego tirarlo a la basura, pero con el tiempo, "Flor de un día" se ha convertido para mí en uno de los más entrañables trabajos, por su frescura y letras de rabia y esperanza, y porque aquel año supuso para mí, volver a ver la luz al final del túnel, en mi lenta recuperación. 

Tras de mí, arrastraba cinco años de depresión y lucha, y aquí en esta maqueta, con la guitarra eléctrica que me prestó un buen amigo de Móstoles, pude soltar todo aquel ahogo, o al menos, casi todo, y comenzar de nuevo a levantar mi vida. Por aquel entonces, vivía en casa de mis padres, y las grabaciones se realizaron en mi habitación, a puerta cerrada. Yo tenía 28 años. 

Mándame un mail a:

artekisko.net@gmail.com

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube